INTERVENCION del compañero JORGE BERMUDEZ en la Plenaria de la Conferencia de la OIT.


oit

Sr. Presidente de la 102 Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo

Sr. Director General de la OIT

En nombre de los trabajadores uruguayos organizados en la Central Única PIT CNT, le expresamos nuestra satisfacción por el contenido de la Memoria que presenta a esta Conferencia el Sr. Director General, en lo que refiere especialmente a las transformaciones en el mundo del trabajo en este siglo, sus repercusiones e incidencias referidas al compromiso de esta Organización en procurar la justicia social en su más amplia expresión, y los retos de carácter institucional que el contexto mundial sugiere.

De la misma manera, apoyamos las iniciativas con las que concluye su análisis, y nos sentimos comprometidos, en lo que nos corresponde, en su implementación.

Ahora bien, y en función de estas coincidencias, en especial con el señalamiento acerca del debilitamiento de la capacidad transformadora de la OIT, producto del acelerado proceso que ha alcanzado la globalización de la economía, observamos en este misma Conferencia que también se aceleran ciertos “retos institucionales”, que más que ello, suponen a nuestro juicio, un dato de la estrategia de actores del propio seno de la Organización que deliberadamente se proponen debilitar y deslegitimar la tarea de los órganos de control, y la practica esencial de producción de normas de la Organización.

Se pretende además, desde nuestro punto de vista, deliberada o involuntariamente, la desaplicación de los Principios Generales de Derecho, incorporados en la Declaración sobre los Convenios Fundamentales de 1998.

Esta táctica ha consistido, como ya ocurriera en el año 2012, en cuestionar el papel de la Comisión de Expertos  y del comité de Libertad Sindical, y aunque no siempre los trabajadores coincidimos con sus pronunciamientos, como es natural, reivindicamos su labor y su existencia, en tanto contribuyen al desarrollo y sustento de los Principios Generales de Derecho que, procesos de cada país mediante, se incorporan a la conciencia jurídica universal, y a la expansión de los valores y derechos en relación con el mundo del trabajo.

En otro sentido, las organizaciones sindicales como la uruguaya, así como los Gobiernos que tratan, y en el caso del Gobierno de Uruguay lo logra, de elaborar normas alineadas con los Convenios Fundamentalesen el trabajo, especialmente los referidos a la Libertad Sindical y la Negociación Colectiva, deberíamos cuestionar seria y decididamente estas prácticas regresivas desestabilizadoras de lo que en la Memoria se señala como “ventaja única” de la OIT.

Ha sido este el caso ocurrido este año en la Comisión de Normas, a la hora de analizar el Informe sobre las relaciones de Trabajo en la Administración Publica.

Rechazamos las posiciones del sector empleador que se ha expresado en esta Comisión, así como no compartimos la posición del Grupo de países nucleados en el GRULAC, compartida por acción u omisión por parte de nuestro propio Gobierno, el de Uruguay, que por un lado, a la hora de legislar sobre esta temática, ha estado a la altura de lo establecido por los Convenios Internacionales del Trabajo Números 151 y 154, pero que por otro lado, y al momento de examinar el Informe puesto a consideración de la Comisión de Normas, se sumó a las críticas desajustadas del Grupo al que pertenece.

Este mismo Gobierno, el de Uruguay, que ha estado al borde de ser nuevamente incluido este año en la lista de países que deben responder a denuncias, en su caso derivadas del sector empleador, justamente por aplicar una legislación alineada con los Convenios Números 87 y 98 sobre Negociación Colectiva en el sector privado, contradice su práctica normativa y su posición de avanzada, opinando como quienes pretenden debilitar el sistema de control de la OIT, desmantelar el mecanismo de producción de normas, y desconocer los Principios Generales y los Convenios Fundamentales de esta Organización.

Manifestamos nuestra profunda preocupación por los temas planteados, y redoblando nuestro compromiso, especialmente con las iniciativas del Sr. Director General referidas a la gobernanza para el proceso de reestructura de la OIT y la implementación de las medidas contenidas en la Declaración de 2008, así como las que refieren a la consolidación del sistema tripartitodirigido a un sistema de control eficaz, y el aumento del reconocimiento de las Normas internacionales del Trabajo, saludamos a esta Conferencia, y especialmente, en el día mundial contra el Trabajo Infantil, a la población infantil del planeta, que debe estudiar, jugar, amar y ser amada y protegida.

Gracias Sr. Presidente

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: