LAS RAZONES DE NUESTRA LUCHA. CONTRA LA ROSCA QUE LUCRA CON LA SALUD


Montevideo, 8 de febrero de 2013

 

Compañeras y compañeros:

Los trabajadores y el pueblo  asistimos en los últimos días a una nueva enbestida de los mercaderes de la salud contra el proceso de Reforma de la misma, eje programático por excelencia de nuestra federación y el PIT-CNT, elemento clave en las políticas de justicia social, mejor distribución de la riqueza, inclusión social y más democracia.

En este sentido las fuerzas de la reacción, que representan los intereses de las clases dominantes  buscan desesperadamente defender su poder político y económico,  desatando una campaña mediática con el fin de dejar sin efecto medidas del MSP que coinciden con nuestro programa y que golpea directamente a la corporación médica empresarial y particularmente a la Federación Médica del Interior.

Recordemos que es la misma Federación Médica del Interior que intentó dividir a la FUS pretendiendo imponer una jornada de 8 horas de labor para los trabajadores del interior del país y con ello romper el laudo nacional.

Esa operativa fue derrotada en forma aplastante por los miles de trabajadores de la salud privada afiliados a la FUS y movilizados en todo el país.

Fruto de esta lucha conquistamos una gran victoria que significó la firma del Convenio Colectivo y la defensa  de la unidad del gremio.

Pero el enemigo de clase no fue vencido pese a la derrota sufrida a manos de la FUS.

Hoy vienen por más.

La aparición directa de representantes políticos de los partidos tradicionales defendiendo los intereses de la corporación empresarial, es una  manifestación clara de su expresión de clase y hasta donde están dispuestos a llegar para seguir detentando fortuna y poder.

El movimiento sindical y por supuesto nuestra FUS ha salido públicamente en estos últimos días a enfrentar al enemigo y desenmascarar la movida que la derecha y los empresarios están haciendo a partir de sus cuestionamientos hacia la nacionalidad del actual Ministro de Salud Pública.

En realidad lo que pretende la FEMI y sus voceros políticos no implica defender la constitución y la ley.

Ellos  buscan:

1 Dejar sin efecto un nuevo estatuto tipo para las instituciones médicas del interior que golpea el poder de los actuales cooperativistas y plantea la democratización de la gestión en esas instituciones.

2  Pretenden a sangre y fuego imponer su plan de salud rural que les va a reportar una ganancia  cercana a mil setecientos millones de pesos por mes y que significa la privatización de la salud en el interior del país, cosa que ya denuncio la FUS el año pasado durante el conflicto por el Convenio Colectivo.

3 Se siguen oponiendo a cualquier proceso de complementación real de servicios entre el sector púbico y el privado que afecte su poder.

4 Siguen cuestionando la representación social y la participación democrática de los trabajadores y de los usuarios en los organismos de participación social contemplados en la ley del Sistema Nacional Integrado de Salud.

 

Estas son las razones de nuestra lucha.

Tuvimos y tenemos diferencias  con el gobierno sobre la necesidad de profundizar mucho más rápido la reforma de la salud en curso.

Está claro que la defensa del actual Ministro de Salud Pública es una cuestión del  el gobierno.

Nuestro combate es por hacer avanzar los cambios.

Como lo definió la última Dirección Nacional del año pasado (30/11/2012) y nuestro 15º Congreso (abril 2011):

“Por lo tanto la Reforma de la Salud está hoy en un cruce de caminos, avanza con un claro sentido democrático y popular enfrentando los intereses de los sectores empresariales que pretenden seguir lucrando con la salud, o la reforma entra en un proceso de descomposición política que termina desacumulando para los propios intereses populares” 

En esta línea entonces hemos enfrentado en estas horas la reacción de las clases dominantes y de algún parlamentario vinculado directamente a los intereses empresariales, que pretende darnos clases sobre la democracia y la defensa de la constitución, justo al movimiento sindical uruguayo que enfrentó a la dictadura con la huelga general, la clandestinidad, el exilio y la propia vida de sus militantes.

Y que hoy a pesar de todos y de todo sigue reclamando verdad y justicia, cosa que estos parlamentarios que pretenden disfrazarse con la constitución y la ley, negaron una y otra vez la posibilidad de que el pueblo uruguayo y su clase obrera, conozca la verdad sobre los crímenes cometidos por la dictadura cívico  militar  que asoló nuestra patria entre 1973 y 1985.

Por lo tanto compañeros a cerrar filas en defensa de la unidad de nuestra federación, contra las maniobras de la rosca empresarial que pretende mantener su poder económico y político y seguir lucrando con la salud del pueblo.

Redoblemos la lucha a favor de los cambios que promueve el programa de nuestra federación.

Sin cambios no hay mejor salud ni mejores condiciones laborales.

Sin cambios no hay desplazamiento de las clases dominantes de sus espacios de poder.

Por lo tanto hoy como siempre unidad para los cambios.

ü  MÁS DEMOCRACIA

ü  MAYOR PARTICIPACIÓN SOCIAL

ü  MÁS Y MEJOR SISTEMA NACIONAL INTEGRADO DE SALUD.

 

PARA SEGUIR CAMBIANDO JUNTOS, VAMOS POR MÁS!!!

 

CONSEJO CENTRAL DE FUS.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: