AGENDA Y PROCLAMA 8 DE MARZO




LA DEMOCRACIA SIGUE EN DEUDA CON LAS MUJERES
CON ARTIGAS QUE LOS MAS INFELICES SEAN LOS MAS PRIVILEGIADOS

Se nos presenta un año donde recordamos 200 años de la gesta antigüista. El PIT-CNT, se dedica a reflexionar frente a un nuevo 8 de marzo, sobre todo en lo que refiere a la democracia y su deuda con las mujeres.
La contradicción principal sigue siendo entre PAÍS PRODUCTIVO CON JUSTICIA SOCIAL o más dependencia. Tal contradicción se expresa en cada momento, proceso y fenómeno de la vida nacional. Cuando nos referimos a esta contradicción en la vida de las trabajadoras, hablamos de que · la pobreza tiene cara de niña; los índices mas altos de desempleo, corresponde a las mujeres, y entre ellas a las más jóvenes. · cuando nos referimos a la violencia doméstica, son  niños, niñas y mujeres las que la padecen con todas sus graves consecuencias.
· Las necesidades de vivienda afecta es crítica entre aquellas familias numerosas, con un gran número de las que están a cargo de mujeres
· Las necesidades laborales ha provocado que muchas mujeres que vienen de otros países a hacer trabajos en muy difíciles condiciones, debiendo aceptar las peores condiciones de vida y trabajo.
Por lo tanto para contrarrestar esta contradicción, hay que pensar cuanto y que falta para constituir esa justicia social.

Esta etapa de cambios, debe avanzar y profundizarse necesariamente con un mayor sentido nacional, popular y democrático. Debemos provocar e impulsar procesos anti discriminatorios, desde un cambio en la cultura, una democracia integral e integrada.

Como parte de este proceso de avance y profundización democrática, destacamos la defensa de los espacios de libertades conquistados:
Ley de negociación colectiva;
Consejos de salarios,
Ley de fueros sindicales,
la reforma de la seguridad social,
reglamentación de las 8 horas para trabajadores y trabajadoras rurales,
Ley de trabajo doméstico,  se hace indispensable.

Defendemos estas conquistas frente a los planteos de las cámaras empresariales, que buscan debilitar estos avances, así como frente a las posiciones por momentos vacilantes del Poder Ejecutivo en esta disputa, dónde más negociación colectiva, significa más distribución de la riqueza, por lo tanto más democracia.

Nuestras diferencias se encuentran expresadas centralmente en la necesidad impostergable de una mejor redistribución de la riqueza generadas por nuestro pueblo y un mayor crecimiento de los salarios de los trabajadores y trabajadoras en relación con el actual crecimiento de la economía, la ubicamos además en la actual ley de Presupuesto, en el desarrollo de los consejos de salarios y en los recursos asignados a la educación.

Cabe decir: rediseño del sistema de asignaciones familiares, que sea mas inclusivo para más niñas y niños, que cuente con mayores recursos. Se hace urgente la igualdad de oportunidades entre las trabajadoras públicas y privadas en la maternidad, medio horario por lactancia, 16 semanas de licencia, es un derecho humano en la cual la democracia uruguaya esta en deuda ya que estamos por debajo de los convenios internacionales de OIT; creación de una política pública relacionada con el sistema de cuidados; planes de vivienda que transversalice  la problemática de las trabajadoras, preveer casos de violencia doméstica, jefaturas monoparentales femeninas.

Se hace imprescindible el cambio de aspectos de la política económica llevada adelante por el actual gobierno, particularmente en lo relacionado al papel del Estado como inversor directo, en una apuesta real al desarrollo del país productivo, y no dejando casi exclusivamente en manos de la inversión extranjera dicho proceso, el cual de ser así, no impulsaría el desarrollo productivo del país.

Los y las trabajadoras, junto al pueblo, transitamos una etapa histórica, que es parte del proceso de acumulación de fuerzas que comenzo hace décadas y que tiene a nuestro movimiento sindical como un actor social clave en el mismo. Nuestro movimiento sindical integra junto a distintas organizaciones sociales, estudiantiles, cooperativas de viviendas, de jubilados y pensionistas, el bloque social y político de los cambios, el cual debe enfrentar al bloque conservador que componen las clases dominantes, en la búsqueda de superar la contradicción de la etapa, país productivo con justicia social y profundización democrática o mayor dependencia.

Las perspectivas están planteadas, se debe avanzar en la concreción de:
· inversión productiva estatal,
· mejor redistribución de la riqueza, salarios y jubilaciones
, · combate a la pobreza y  la exclusión social,
· defensa de los consejos de salarios y las libertades sindicales,
· construcción de viviendas y de escuelas, universalización de escuelas de tiempo completo,
· sistema educativo integral para el desarrollo del país productivo con justicia social,
· reforma del estado con participación de trabajadoras y trabajadores,
· despenalización del aborto,
· verdad y justicia, son parte de los objetivos.

Entre los objetivos están también:

1. la suma de semanas por licencia maternal, a un piso como mínimo de 16 semanas, indistintamente de trabajadoras públicas o privadas;
2. profundización del sistema integrado de salud, donde debe ser efectiva con carácter grave y urgente la transverzalización de todos sus programas, incluyendo la despenalización del aborto, que se aplique la Ley de Salud Sexual y reproductiva sin excepción alguna por parte de todos los prestadores de salud,que el MSP haga un seguimiento al respecto por ser la misma un derecho humano fundamental.
3. Equiparación salarial entre varones y mujeres, apuntando a contribuir con los cambios del actual paradigma.
4. El trabajo como un derecho humano en el que quienes vengan de otros países no sean objeto de discriminación.
5. Plena aplicación de todas las medidas que protejan a las víctimas de  violencia doméstica.
6. Implementación de un Sistema de cuidados,
7. Prohibición de solicitud de test de embarazos, fotos o cualquier forma discriminatoria en el acceso al empleo,

Pero decimos LA DEMOCRACIA SIGUE EN DEUDA CON LAS MUJERES, la invisibilidad de las mujeres a lo largo de la historia, sumado a las dificultades para acceder y mantenerse en los puestos de decisión, son  solo una pequeña muestra de ello.

No podemos concebir centros de trabajo, donde la mayoría de la mano de obra es femenina, y se produzcan atropellos al mejor estilo de la revolución industrial, a finales del siglo XIX, nos sumamos al planteo de los compañeros de la pesca, solicitando que se termine una vez por todas la represión en FRIPUR.

Es inminente la aprobación de la LEY DE LA VESTIMENTA, como regulador y promotor de una industria compuesta en su gran mayoría por jefas de hogar.
LA DEMOCRACIA SIGUE EN DEUDA CON LAS MUJERES, cuando se producen hechos de violencia que atentan contra mujeres, devastando familias, ni una muerte más por violencia de género.

Uruguay no puede, ni tampoco debe, continuar penalizando a las mujeres por decidir sobre su cuerpo, es deber de este gobierno corregir el error absurdo  de lo que fue el veto presidencial, y aprobar de una vez por todas la despenalización del aborto.

Hoy  las trabajadoras continuamos reclamando el tener  igualdad de oportunidades y no discriminaciones en el empleo. Es nuestro desafío, pero también nuestra responsabilidad transformar esta realidad.

Para que en Uruguay gocemos de una democracia plena, “Que los  más infelices sean los mas privilegiados.”Departamento de género y equidad
8 de marzo de 2011.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: