INFORME DEL CONSEJO CENTRAL A LOS SINDICATOS DE BASE


Informe del Consejo Central a los sindicatos de base
28 de enero de 2011
Aprobado por unanimidad
Compañeras y compañeros:
El presente material tiene por objetivo hacer un aporte concreto a la construcción del Plan del Año 2011 de FUS, teniendo en claro que sus definiciones centrales serán determinadas por las resoluciones emanadas del próximo Congreso, (6,7y 8 de mayo en Minas).

Las complejidades y tareas que los trabajadores de la Salud Privada  debemos abordar en el año que comienza, requieren de un plan organizativo y político que oriente con claridad nuestro accionar.

Es clave el conjugar los esfuerzos del Consejo Central, con el accionar cotidiano de cada uno de los sindicatos de base, para que no exista en los hechos un divorcio entre las resoluciones de los organismos  de la FUS (Dirección Nacional, Asamblea General, Congreso), y el funcionamiento de los organismos de base. Sin un desarrollo armónico de nuestra línea política y una organicidad acorde a la misma, es difícil  orientar nuestra lucha hacia los objetivos  que como FUS definimos, avanzando en democracia, profundizando los cambios, por más y mejor Sistema Nacional Integrado de Salud, fortaleciendo nuestra federación, defendiendo su unidad, en el camino del crecimiento y la propia unidad del movimiento sindical todo, en el año del Congreso del PIT-CNT ( primeros días de julio).

En ese sentido ubicamos   la instancia del 15º Congreso de FUS. En el mismo,  pretendemos desarrollar una discusión política profunda y unitaria, que refleje en las  definiciones programáticas del Congreso y en la  composición  de su dirección, una orientación  sindical que continúe y mejore el accionar sindical, que hace años ha ubicado a la FUS, como un  protagonista insoslayable  del proceso de cambios.

Debemos fortalecer nuestras posiciones frente al accionar de las patronales y la corporación empresarial que domina la salud y que pretende a toda costa mantener y ensanchar sus espacios de poder.También debemos analizar la actual estrategia del Ministerio de Salud Pública, referente al proceso de cambios en la salud y la participación popular en el mismo.

Recordemos que el MSP pretende modificar aspectos de la Ley que hacen a la participación popular, introduciendo la elección de los representantes de los trabajadores por voto secreto y poniendo en un plano de supuesta igualdad al PIT-CNT, al sindicato Medico del Uruguay (SMU), y otros actores.

Esta discusión el MSP pretende resolverla junto con otros aspectos de cambios a la actual Ley, durante el mes de febrero.Debemos resolver si  es necesario convocar a los organismos de decisión política de la federación para definir con mayor claridad  nuestra posición al respecto.

En el mes de marzo se desarrollan las elecciones de los representantes sociales en el BPS. Aquí existe la posibilidad que haya más de una lista representando a los trabajadores, ignorando las resoluciones de los organismos del PIT-CNT (Mesa Representativa 27 de octubre de 2010)

En este proceso electoral también esta en juego la defensa de nuestro movimiento sindical y sus definiciones sobre la Seguridad Social.Por lo tanto debemos resolver el accionar que llevará adelante la FUS respaldando sin ninguna duda  la posición del PIT-CNT al respecto y la lista que se voto en la Mesa Representativa.
Nuestro compromiso con la Anulación de la Ley de Caducidad    pasa también  por  nuestro 15º Congreso, que  llevará  el nombre de la compañera desaparecida Aída Sanz.Por lo tanto muchas son las tareas y sin una FUS orgánicamente estructurada, será muy difícil   , desde el punto de vista político, conducir  a los trabajadores de la Salud privada en sus perspectivas de lucha y  de conquistas.
El actual momento político
Los trabajadores y el pueblo transitamos una etapa histórica, que es parte del proceso de acumulación de fuerzas comenzado hace décadas y que tiene a nuestro movimiento sindical como un actor social clave en el mismo. .
El desarrollo de su accionar unitario, su relacionamiento con el conjunto de la sociedad uruguaya y su sistema de alianzas con las grandes mayorías de nuestro pueblo, hacen  del PIT-CNT la principal fuerza social capaz  de contribuir a la profundización democrática del  actual momento  político que se desarrolla en nuestro País.

Esta etapa de cambios de claro carácter progresista, debe avanzar y profundizarse  necesariamente con un mayor sentido nacional, popular y democrático.Es por esto que se hace fundamental el protagonismo de las grandes mayorías de nuestro pueblo, participando e incidiendo en la dirección de los mismos.
En el tiempo que lleva el actual gobierno en su ejercicio, constatamos avances y también contradicciones con las propuestas de país que impulsa nuestro PIT-CNT,  diferencias que ya manifestamos en los pasados 5 años.Esas contradicciones y diferencias con el desarrollo de la política del gobierno, no pueden confundirnos a la hora de caracterizar al mismo y al momento político que atravesamos.
Nuestra independencia de clase, nuestra caracterización del actual gobierno y nuestro relacionamiento con el mismo, debe tomar en cuenta los avances conquistados a partir del 2005, en mejoras de las condiciones de vida de nuestro pueblo, salarios, plan de emergencia, reforma de la salud ,  libertades sindicales, verdad y justicia.Nuestras diferencias se  ubican   en una mejor redistribución de la riqueza que genera nuestro pueblo y un mayor crecimiento de los salarios de los trabajadores en relación con el actual crecimiento de la economía. Nuestro movimiento sindical integra junto a distintas organizaciones sociales, estudiantiles, cooperativistas de viviendas, de jubilados y pensionistas, el bloque social y político de los cambios, el cual debe enfrentar al bloque de poder que componen las clases dominantes, en la búsqueda de superar la contradicción de la etapa, país productivo con justicia social o mayor dependencia.
Lo que está en disputa es la continuidad y la profundización del actual proceso de cambios. De acuerdo con el informe del Instituto CUESTA-DUARTE del PIT-CNT de Diciembre de 2010, tenemos una situación socioeconómica en nuestro país  que pese a la coyuntura económica sumamente favorable que está viviendo el Uruguay, con tasas de crecimiento del producto y niveles de desempleo récord en términos históricos, no está claro que con los actuales mecanismos que lleva adelante el gobierno se pueda acelerar el proceso de redistribución de la riqueza, elemento en el que se avanzó poco en estos años. Actualmente se mantiene una enorme brecha de ingresos, donde el 20% más rico se apropia del 47,7% del ingreso nacional, mientras que el 20% más pobre se debe conformar con apenas el 5,7% de los ingresos totales. La economía sigue creciendo a un ritmo mucho más acelerado que los salarios y las pasividades y más de 800.000 uruguayos todavía perciben salarios por debajo de los $10.000.

Hasta ahora los consejos de salarios y el presupuesto nacional se perciben como los principales mecanismos para mejorar la distribución de la riqueza. Sin embargo, para mejorar la distribución de los ingresos y tender efectivamente a una mayor equidad social, es necesario avanzar en las reformas estructurales implementadas en el período anterior, especialmente la de la salud, la de la educación y la tributaria.
Los logros de nuestra  lucha

La correcta caracterización del momento político por parte de la FUS permitió el desarrollo de una estrategia y un Plan de Acción sólido y coherente basado en la negociación y la movilización permanente, que nos permite hoy haber conquistado el Convenio Salarial y Colectivo aprobado en la Dirección Nacional del pasado 1º de octubre en la ciudad de Montevideo y firmado el 15 de noviembre.La demora de la firma del acuerdo salarial definitivo fue responsabilidad del Poder ejecutivo, que cediendo  a las presiones empresariales y privilegiando la negociación con el sector médico, no aceptó la firma del acuerdo con la FUS hasta no lograr el mismo, con los sectores antes mencionados.La actitud vacilante del Poder Ejecutivo, particularmente de los Ministerios de Salud Pública y de Trabajo, pusieron en peligro la firma del Convenio Colectivo y solo la flexibilidad de la FUS para la negociación y la firmeza a la hora de la movilización lograron la conquista de este acuerdo.Desde distintos sectores oficiales, patronales, y hasta gremiales se dudaba del accionar de nuestra federación y se nos pretendió acusar de inflexibles y de apurados a la hora de movilizarnos.

Debemos recordar entonces que nuestra lucha se desarrolló a lo largo de todo el país y significó un gran desgaste para las y los trabajadores que se movilizaron en este proceso. Es justo decir también que no todos estuvieron en esta pelea.
Fruto  de nuestra lucha los trabajadores de la salud privada alcanzamos un acuerdo donde logramos las metas salariales que con justicia nos propusimos, quebrando una vez más los lineamientos presentados por el Poder Ejecutivo.
Logramos que las patronales otorguen recursos genuinos, para nuestro aumento salarial.   Como parte del Convenio logramos que el pago de la retroactividad del aumento, se devengue determinando los aportes de IRPF en el mes en que debió pagarse evitando eventuales perjuicios por esta causa.
En materia de Condiciones de Trabajo logramos un acuerdo que será ejemplo y valioso antecedente para el movimiento sindical todo­ y que marca un camino de mejora de la calidad de vida de  los trabajadores;

· Estabilidad laboral con la Titularización de los suplentes·

.Licencia por enfermedad de familiares directos·

Garantizamos el pago de la capacitación con el valor de hora extra cuando es fuera del horario de trabajo.

· Consolidamos el histórico logro del 4 y 1·

Establecimos los ámbitos para inclusión de nuevas categorías sin abrir el laudo

· Incrementamos significativamente los aportes de extensión social

· Garantizamos el compromiso de considerar la protección y promoción de la lactancia con medidas concretas en los lugares de trabajo.

· Alcanzamos una solución para la inserción laboral plena de trabajadoras y trabajadores con incapacidades parciales trascendiendo los actuales alcances de la protección social en la materia.

· Generamos un instrumento riguroso para mantener un diagnóstico permanente de las condiciones de trabajo a través del “Observatorio” que será fundamental en el diseño y evaluación de políticas en la materia.

Además  en un largo y complejo proceso en el cual rescatamos la organización sindical de los trabajadores del Servicio de Acompañantes SECOM, preafiliándolos a  la federación,  logramos la firma de un importante Convenio Colectivo para todo el sector de acompañantes, que continua la línea de los Convenios anteriores de mejoras de las condiciones de trabajo y salariales.

Así también logramos la conquista de Convenios Colectivos en los sectores de Casa de Salud, Hogares de Ancianos  y Ambulancias contratadas.

Sobre la Reforma del Sistema de Salud
La aprobación de la Ley 18211, con la que se creo el Sistema Nacional Integrado de Salud, significo, en el aspecto normativo, una profunda Reforma en el sistema sanitario de nuestro país que tendremos que implementarla y profundizarla. Pero dicha Reforma se nutrió de las propuestas que  elaboró e impulso en los diferente espacios de decisión  el PIT CNT.
Hoy tenemos un Sistema de Salud en el que  trata de  integrar al. Subsector Público y al Privado. Se cambio la fuente de financiamiento, se esta procesando un cambio importante en la Gestión y en el Modelo de Atención.
Pero esto es solo el comienzo,  tenemos que profundizar los cambios que comenzaron con la Reforma de la Salud; tenemos que potenciar el papel de la Participación Social, aumentar la Cobertura, facilitar el acceso a los servicios, combatir cualquier forma de lucro en la salud, tenemos que seguir avanzando en una política nacional del medicamento y racionalizar la tecnología, regular la fijación de los precios que hoy lo fijan las grandes corporaciones medicas y las trasnacionales del medicamento.Para todo esto  proponemos siete acciones centrales que determinan la estrategia establecida y que han permitido avances en este período como así también, despertado resistencias.

a) Continuar transformando el Modelo de Atención.
La Atención Primaria a la Salud debe ser la estrategia rectora de los cambios del Modelo de Atención. No se limita a un programa, ni a un nivel de atención, sino que constituye la estrategia global del conjunto del Sistema de Salud. Dicha estrategia debe cumplir con 4 aspectos fundamentales: CONTINUIDAD,  ACCESIBILIDAD, INTEGRALIDAD Y COORDINACIÓN DE TODO EL SISTEMA DE SALUD.

b) Integrar los Efectores públicos, comunitarios y de las IAMC, sobre la base de una estrategia nacional expresada en un Plan Nacional de Salud, y de una financiación común por parte del Seguro Nacional de Salud (actual Fo.Na.Sa.).

c) Avanzar específicamente en conformar Sistemas Locales de Salud como ejes de un sistema de atención en el primer nivel. De esta forma se asegura la descentralización en las prestaciones, la articulación de los efectores con base territorial, la participación comunitaria en la planificación y gestión del Sistema y la incorporación – adecuación de las realidades locales en las políticas generales de salud.

d) Establecer los instrumentos para la efectiva potestad rectora, normativa y de contralor del MSP, apuntando a una centralización normativa. En la realidad actual del sector coexisten múltiples regulaciones (MSP, MEF, MTSS, BPS, FNR, Intendencias, etc.), que aún actúan sin coordinación ni coherencia, y abarcan aspectos muy desiguales. En el plano de la tecnología la Facultad de Medicina y especialmente el Hospital de Clínicas deben colaborar decisivamente en la normatización y contralor de su utilización.

e) Perfeccionar y profundizar la participación de usuarios y trabajadores en las instancias de conducción del sistema. La experiencia nacional de participación de los actores sociales en el Directorio del BPS en la Junta Nacional de Empleo, y recientemente en la Junta Nacional de Salud, ofrece un  conjunto de resultados positivos. Incorporar transparencia en la información y las decisiones, estudio riguroso de los temas y propuestas, defensa (no corporativa) de los Principios, objetivos y acciones en las Políticas de Salud, son elementos fundamentales que hacen a la democratización de la conducción del Estado.

f) Instrumentar acciones para la efectiva eliminación de gastos de marketing y de intermediación lucrativa de afiliados. El predominio de la lógica de mercado ha generado en la salud un conjunto de ineficiencias y despilfarros importantes. Un ejemplo práctico es el gasto importante que realizan los Efectores y la industria del medicamento en publicidad y marketing.

g) Reducir o eliminar los aportes volcados por el FONASA a los seguros privados, retornando a una situación como la anterior a la reforma en la que los usuarios de muy altos ingresos relativos que deseen permanecer en dichos seguros afronten el costo total en forma directa.
La política de alianzas  respecto a la Reforma de la Salud, en el proceso de acumulación de fuerzas. Nuestro movimiento sindical debe  desplegar con mayor justeza y claridad una política de alianzas decidida a ganar para nuestras posiciones a las organizaciones de usuarios, de jubilados y pensionistas, así como trabajar más estrechamente vinculados nuestros compañeros en la JUNASA (Junta Nacional de Salud) con la orgánica del PIT-CNT y cada sindicato de base con los plenarios o mesas zonales de nuestro movimiento sindical.La contradicción principal  en la cual debemos desarrollar nuestro accionar sindical, en cuanto a la Reforma de la Salud, esta pautada por el permanente acoso de los sectores empresariales   al proceso de cambios que se vive en la salud del país.

Lo cual significa que el gobierno con sus propias contradicciones internas termina cediendo a dichas presiones, o somos los trabajadores movilizados y con propuestas, desarrollando una correcta política de alianzas, los que aislamos y terminamos derrotando a dichos intereses empresariales que responden en realidad a los intereses de la burguesía y los sectores políticos que los representan.Haciendo avanzar entonces con profundidad democrática y contenido popular el proceso de cambios que comienza a  producirse a partir del Nuevo Sistema de Salud.

Para ello se hace necesario también jerarquizar el trabajo de los compañeros representante de los trabajadores en la Junta Nacional de Salud y en los Consejos Consultivos y Asesores en cada institución privada y con las comisiones de usuarios en el sector público.Como parte de este proceso señalamos nuestras diferencias con  la  propuesta entregada por el MSP el pasado mes de diciembre,  que pretende modificar aspectos de la Ley, sobre la participación popular en el nuevo Sistema de Salud.

Sobre la propuesta del MSP la representación de trabajadores en la JUNASA realiza las siguientes precisiones:
1. El artículo 25 de la Ley 18211 enumera los miembros de la JUNASA y en su literal E) establece que será miembro un representante de los trabajadores de los prestadores que integren el Sistema Nacional Integrado de Salud. No establece la distinción que se plantea en el Borrador donde habla de trabajadores médicos y no médicos.
2. El artículo 26 de la ley establece que la reglamentación de la misma determinará la forma de integración de los representantes sociales, garantizando los mecanismos de selección democrática de los mismos. También una duración máxima de su mandato por dos años, por lo cual la propuesta del Borrador supone una modificación de la ley al extender el mandato a 5 años.
3. El mismo artículo establece que los representantes de los trabajadores y los prestadores que se integren a la primera Junta serán propuestos por sus organizaciones representativas. En consideración a lo cual los representantes de los trabajadores hasta la fecha, y hasta que culmine el periodo de dos años del presente mandato, han sido los propuestos por el PIT-CNT como organización más representativa.
4. Por lo anterior, y respetando el espíritu de la ley  los integrantes de la JUNASA en representación de los trabajadores, plantea que la Propuesta para la Reglamentación de las elecciones de los representantes sociales supone un  desconocimiento del PIT-CNT, la organización más representativa de los trabajadores en el país.
5. La Propuesta del Borrador deja en evidencia además, una dualidad de    criterios ya que, en cuanto a los electores de los representantes de los prestadores de los servicios de salud plantea el voto ponderado de acuerdo al número de afiliados (pondera la representatividad)
6. Otro elemento fundamental que no se establece, en el caso de los electores y elegibles del sector médico y puede dar lugar a concusión de intereses, refiere a cual es la prevalencia de los órdenes en cuanto a la primacía de la calidad de prestador en aquellos médicos que además de usuarios y trabajadores son cooperativistas, accionistas o dueños, de las instituciones de salud.

Entendemos necesario que el 15º Congreso resuelva seguir avanzando en el trabajo de  Formación Sindical, profundizando a su vez el  importante trabajo desplegado en salud laboral y género y equidad.Es clave entonces el desarrollo de la Formación Sindical que contribuya a mejorar el funcionamiento de los organismos de base.El Consejo Central resuelve:
1.-  Aprobar el presente informe y trasladarlo a los sindicatos de base.
2.- Convocar a la Dirección Nacional de FUS para el viernes 25/02/2011 a los efectos de tratar los siguientes temas; a) Situación actual de la Reforma del Sistema de Salud y participación popular en el mismo.b) Elecciones BPSc) 15º Congreso de FUS
3.- Convocatoria a la realización de Encuentros Regionales preparatorios de la Dirección Nacional
4.- Solicitud de reunión al Ministro de Salud Pública para discutir sobre la marcha de la reforma de la Salud y la posición de ese ministerio al respecto.
5.- Solicitud de entrevista con el PIT- CNT para intercambiar con el  mismo opiniones sobre el funcionamiento de la Reforma de la Salud y la propuesta del MSP en cuanto a la participación popular en dicha Reforma.
6.- Reunión con las comisiones de usuarios de la salud sobre el mismo tema
7.- La FUS reafirma la posición del PIT-CNT resuelta en su última Mesa Representativa, que establece claramente su apoyo para las elecciones de los Representantes de los trabajadores en el BPS a la lista 11.En este sentido desplegaremos todos los esfuerzos para lograr el mayor caudal de votación para la lista del PIT-CNT el próximo 27 de marzo.
8.- Así mismo reafirmamos también nuestro apoyo en la elección de la representación de los jubilados al BPS para la lista 1 de la ONAJPU, aliado histórico del movimiento sindical.
9.- Solicitar reunión a la ONAJPU para aunar fuerzas en el proceso electoral y en la discusión sobre la profundización de la actual reforma de la Salud.
10.- El Consejo Central entendiendo la importancia que históricamente le ha dado la FUS a la Formación y a la elaboración programática y particularmente hacia el desarrollo futuro de la propia Federación, resuelve trabajar en la construcción de un plan de Formación y Autoconstrucción hacia el próximo Congreso.

CONSEJO CENTRAL DE FUS

 

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: