AHORA ES CUANDO!!!


Compañeras y compañeros:

Los trabajadores y el pueblo transitamos una etapa de cambios,  de carácter progresista, que a partir de la asunción del Presidente Mujica el pasado 1º de marzo debe avanzar y profundizarse con un claro sentido nacional, popular y democrático.

En el  tiempo que lleva el actual gobierno en su ejercicio, constatamos  avances y también contradicciones con la línea sindical de nuestro PIT-CNT.

Las mismas son producto de la composición policlasista de la fuerza política  Frente Amplio que está en el gobierno.

Esta situación  no sorprende, ya que ella fue analizada por el movimiento sindical y particularmente por la FUS, concluyendo que el desarrollo del movimiento sindical y popular, el peso político concreto que tenga  el mismo y su sistema de alianzas en la sociedad uruguaya, son elementos decisivos para dotar al gobierno de ese contenido popular, nacional y democrático que posibilitará avanzar en democracia, desarrollando un accionar que beneficie a las grandes mayorías de nuestro pueblo.

Un elemento central de este proceso, señalado desde el propio estrado del 1º de mayo por el PIT-CNT, es el de la redistribución de la riqueza que genera nuestro pueblo y una mayor participación del salario en el crecimiento de la economía.
Hoy arrecian los ataques de las patronales vociferando contra la Ley de Negociación Colectiva, los Consejos de Salarios y los objetivos que nos proponemos alcanzar los trabajadores.

La crisis financiera internacional que conmueve a los países capitalistas centrales, tuvo un menor impacto en nuestro país debido, entre otras medidas, al desarrollo del mercado interno fruto de los aumentos de salarios conquistados en las negociaciones colectivas.
Las previsiones del gobierno indican que a pesar de esta crisis, la economía del país seguirá creciendo.

Por lo tanto  los chillidos reaccionarios de algunos sectores empresariales (entre ellos las patronales de la salud) tienen por único fundamento su concepción de aumentar su tasa de ganancia a costa  de una mayor explotación de los trabajadores.

Ante los ataques de estos sectores reaccionarios, señalamos sin dudar un solo instante, que los Consejos de Salarios y la Negociación Colectiva hacen a la profundización de la democracia.
Los trabajadores de la Salud privada nos encontramos frente a una  nueva etapa de lucha, en un cuadro general de agudización de la lucha de clases en nuestro país.
Nuestra lucha tiene por objetivos principales conquistar un nuevo convenio colectivo, mejores condiciones laborales y profundizar la reforma del sistema de salud.
Los objetivos de nuestra lucha.
Primero fue reclamar la convocatoria a la instalación del Consejo de Salarios ante la pasividad del gobierno y los ataques de las cámaras empresariales  que a partir de cuestionar la Ley de Negociación Colectiva vigente, intentaron y lograron condicionar el desarrollo de los Consejos de salarios.

Prueba de ello es que la primera reunión del Consejo de Salarios del sector de la salud privada se realizó el 15 de junio, y que recién en la pasada semana comenzaron a funcionar las casi 90 mesas de negociación de los convenios, como el nuestro, que finalizaron el pasado 30 de junio.

El gobierno presentó lineamientos que condicionan seriamente la negociación, buscando como objetivo central moderar el aumento de los salarios, en un ritmo inferior de su evolución comparado con los pasados 5 años, ya que debe evitar, de acuerdo a concepciones tecnocráticas que poco tienen de progresistas, que el aumento de los salarios provoque un aumento de la inflación.

Además incorporar a la discusión general conceptos como indicadores que miden el aumento del empleo asociado al aumento del Producto bruto interno (PBI), y que en aquellos sectores donde la variable  crecimiento del empleo este por encima de la variable PBI, no habría en ese sector aumento salarial.

Nuestro movimiento sindical ha rechazado con firmeza los conceptos y las formulaciones del gobierno en esta negociación salarial.

En el sector salud el gobierno plantea la anualización  del ajuste salarial y mantiene el aumento semestral de la cuota mutual, proponiéndonos un convenio de 3 años de duración, en los cuales solo conocemos el valor del primer ajuste ( nos ofrecen 2.59% de incremento salarial, cuando nuestro reclamo es de 4% anual de crecimiento), mientras que el segundo y el tercer ajuste dependerán del desarrollo de la semisuma  de distintos indicadores ( sectorial y macro), en una clara demostración del intento de tecnificar burocráticamente la negociación colectiva.

Hasta ahora y luego de 7 reuniones de Consejo de salarios el gobierno muestra una inflexibilidad para negociar sus lineamientos.
El sector empresarial en los Consejos de salarios señala que la salud privada esta en crisis, que no es verdad    que se haya procesado, a partir del cambio de financiamiento operado a través de la Reforma de la Salud, una importante acumulación de capital en sus manos.

Como consecuencia de  ello no están dispuestos  a otorgar ningún aumento salarial ni ninguna mejora de las condiciones de trabajo que están incluidas en la plataforma FUS, si no hay un aumento de cuota mutual acorde con la situación que las patronales plantean.

En este cuadro general de situación   se han desarrollado duros conflictos en el Hospital Italiano, hoy  intervenido por el gobierno como lo reclamamos los trabajadores, en CRAMI Las Piedras contra la represión de dicha patronal y en Universal por mejores condiciones laborales, entre otros conflictos.
Nuestras perspectivas.
Esta muy claro que nuestro PIT-CNT rechaza los lineamientos del gobierno en estos Consejos de Salarios y en ese marco convocó a los paros generales del 9 de junio y  del 19 de agosto.

En esta batalla se juega una política económica y un presupuesto nacional al servicio del País Productivo y también esta en juego la propia dirección del actual proyecto de cambios, y en ello incluimos  la Reforma de la Salud en curso

Como lo define con claridad nuestro 14º Congreso:
“Nuestro camino siempre junto al PIT-CNT, en un cuadro político general de agudización de la lucha de clases, debe servir para contribuir a la elevación de la expresión organizada y movilizada de los trabajadores y el pueblo por sus reivindicaciones, levantando un programa de país popular, nacional y democrático.
Todo ello en el camino de la profundización  de los cambios, que lleve a la sociedad uruguaya a la construcción de ese proyecto de país, en el cual las grandes mayorías nacionales alcancen  el verdadero protagonismo  de su historia política y social”

(Balance y perspectivas 14º Congreso de FUS Pág. 34)
Debe quedar claro entonces que nuestro camino de lucha es a favor de los cambios, quien entienda que la mejor forma de hacer avanzar dichos cambios, es obviar que este proceso se desarrolla en un cuadro general de enfrentamiento de los sectores populares frente a los intereses  de las clases dominantes pierde totalmente la perspectiva histórica y no contribuye a fortalecer y profundizar este momento político favorable a los intereses de las grandes mayorías de  nuestro pueblo..
De la misma manera es un error  no caracterizar correctamente los avances conquistados por la clase trabajadora uruguaya en este peculiar momento de nuestra historia.
Es clave entonces el papel de los sindicatos de base y de sus dirigentes a la hora  de desarrollar  las acciones de lucha que permitan conquistar nuestros objetivos.
Debemos asumir que el peso de esta lucha hoy recae básicamente en los afiliados a FUS en el interior del país y que los principales sindicatos de base en número de afiliados y en trayectoria sindical de Montevideo han estado casi ausentes de la pelea.
La autocrítica es un concepto fundamental que deben manejar las organizaciones populares en su proceso y por lo tanto no puede ser soslayada en este informe.
Por lo tanto  hoy como siempre es momento de organización,  de unidad, de solidaridad y de lucha, a los trabajadores nunca nadie nos regalo nada.
v POR AUMENTO SALARIAL
v POR MEJORES CONDICIONES LABORALES
v EN DEFENSA DE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA
v POR MAS Y MEJOR SISTEMA NACIONAL INTEGRADO DE SALUD
v POR UNA POLITICA ECONOMICA AL SERVICIO DEL PAÍS PRODUCTIVO
TU PARTICIPACIÓN Y TU PRESENCIA DECIDE.
CONSEJO CENTRAL DE FUS
11 de agosto de 2010

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: