INFORME DEL CONSEJO CENTRAL ENERO 2008


UN NUEVO AÑO, LA MISMA LUCHA
PARA SEGUIR AVANZANDO.

Compañeras y compañeros:
Los trabajadores y el pueblo somos protagonistas de un nuevo momento político de la vida del país. Nuestra Federación define como un cambio histórico en la correlación de fuerzas en el gobierno, la llegada al mismo del Frente Amplio el 1 de marzo del 2005.

Este gobierno representa en gran medida los intereses por los cuales siempre luchó el movimiento sindical y por lo tanto contiene parte del programa histórico del PIT-CNT.
Sin embargo, el actual gobierno, no expresa exclusivamente a los trabajadores, ya que su propia composición política integra a sectores de la burguesía nacional.
Se hace necesario entonces para consolidar y hacer avanzar las posiciones de las grandes mayorías populares, una incidencia mayor de las mismas, con el PIT-CNT a la cabeza, en el desarrollo de las acciones del gobierno.
Lo cual supone dotar al mismo de un contenido nacional, popular y democrático, profundizando así este tiempo de cambios que vive nuestro pueblo.

Cuando enfrentamos a las patronales, a los sectores de la gran burguesía nacional y a sus representantes políticos, los partidos tradicionales, luchamos a su vez para lograr un mayor protagonismo para las grandes mayorías de nuestro pueblo en la conducción y orientación de este proceso.

Es clave en este año que se inicia, definir nuestros objetivos, comenzando con: el cambio de aquellos aspectos de la política económica que se necesiten para orientar la misma y los recursos existentes, hacia la creación de puestos de trabajo, de una recuperación mayor del salario perdido durante los gobiernos colorados y blanco.

La profundización de las reformas estructurales iniciadas en este gobierno, como ser la de la Salud o la reforma Tributaria.
Aumentar los recursos presupuestales para la educación.
La defensa de la ley de libertades sindicales.
La aprobación de una ley de negociación colectiva que defienda la negociación por rama de actividad, entre otras.

En este marco se inscribe la anulación de la Ley de Caducidad.
A partir de la búsqueda de la verdad y la justicia que lleva adelante el actual gobierno, se logró juzgar y encarcelar a muchos de los responsables de los delitos contra los derechos humanos, cometidos por la dictadura militar.
La anulación de la Ley de Caducidad permitirá remover definitivamente las espinas del fascismo que aún están insertas en nuestra democracia.
Sólo la verdad y el esclarecimiento de estos hechos nos van a permitir afianzar aún más la democracia.

Nuestro Balance.-
A partir del análisis concreto de la realidad, la Federación definió tres ejes políticos de trabajo para el año pasado:

A. Lucha salarial y reivindicativa.
B. Formación sindical.
C. Reforma del Sistema de Salud.

Junto con ello reafirmamos la importancia de avanzar en la anulación de la Ley de Caducidad como un elemento central de nuestro accionar en esta etapa y para ello junto al PIT-CNT emprendimos el camino de la recolección de Firmas para anular la misma.
Al momento de este informe llevamos recolectadas a nivel central 1800 firmas, por lo cual es imperioso redoblar el esfuerzo para avanzar en esta campaña.
Según lo analizó la pasada Dirección Nacional de FUS (16/11/2007) nuestro gremio desplegó en consecuencia una estrategia correcta, dirigida en primer término, a poner en conocimiento del conjunto de los trabajadores de la salud privada los objetivos políticos definidos en el 13º Congreso, impulsando la más amplia participación de compañeras y compañeros de todo el país, en un proceso de acumulación de fuerzas, de movilización y negociación, desarrollando además una amplia política de alianzas, con los demás gremios de trabajadores de la salud, organizaciones de jubilados, de usuarios y demás actores sociales en este camino de lucha.

Sobre los objetivos políticos resueltos en el Congreso.

a) La lucha salarial.
En la misma ubicamos la importancia del acuerdo salarial conquistado tras 58 días de conflicto por nuestra Federación.
Nuestra estrategia orientada por las resoluciones de las instancias orgánicas del gremio (Asamblea General, Direcciones Nacionales), combinando la movilización con la negociación y a partir de la participación de miles de trabajadores en todo el país, logró romper la pauta salarial del gobierno y obtener los objetivos salariales propuestos:

1) Convenio a 12 meses, con dos ajustes semestrales (Julio 2007 y enero 2008)
2) Recuperación de salario real de un 6% para los trabajadores que ganan menos de $18.260 de salario nominal, y un 4.04% para los salarios mayores a esta franja. Esto significa un aumento nominal de aproximadamente un 14% sumando los dos ajustes (aproximadamente 7% en cada ajuste; Julio 2007 y enero 2008). Por ejemplo: quien ganaba un salario promedio de $10.000 en junio 2007 pasa a ganar a partir de enero 2008 $11.452.
3) Un incremento de un 10% en la partida para la Guardería.
4) Un aumento de un 30% en el aporte que realizan las empresas para el Fondo de Formación Sindical y mecanismos de control de su cumplimiento por parte de las patronales. Era de $1.50 por trabajador y pasa a $2.00.
5) Bolsa de trabajo: Agotar en su totalidad el registro de trabajadores desocupados del sector, de acuerdo a las expectativas de crecimiento del mismo , con un plazo máximo de 12 meses (Junio 2008)
6) Comisión para recibir y analizar la información sobre el crecimiento de las instituciones y el sector en los próximos 12 meses, para discutir el próximo convenio salarial sobre esas bases.
7) El mantenimiento del sector de emergencias móviles dentro del grupo general.

Además nuestro objetivo como Federación es el de impulsar en los subgrupos, la equiparación gradual del salario y de las condiciones laborales de estos trabajadores al grupo principal. Para ello, la definición de categorías laborales en estos sectores es un paso necesario para alcanzar estos objetivos.
Como fórmula general, nos propusimos hacer extensivo a toda la rama los aumentos logrados en el Consejo de Salarios del Grupo 15, como forma de seguir unificando al gremio. Así mismo instalar Comisiones para el estudio y definición de las Categorías y los Salarios que correspondan a cada una de ellas, en cada subgrupo.

Los convenios firmados en los distintos subgrupos contienen estos aspectos.

b) Los Cursos de Formación Sindical
Definimos como uno de los ejes políticos de acción de nuestra Federación, la Formación Sindical, vinculada a las propuestas programáticas, a la difusión de la reforma y a la autoconstrucción de la Federación.
Se desarrolló en este año el 3er.Módulo del Programa de Formación Sindical, resuelto en los dos últimos Congresos realizados en la ciudad de Florida.
Se realizaron en este año, 16 jornadas entre Montevideo y los Regionales del Interior de FUS, participando aproximadamente 325 compañeros.

Con la aprobación de las leyes que crean el Sistema Nacional Integrado de Salud, se abre una nueva etapa y nuevos espacios de participación, donde el fortalecimiento de los sindicatos de base, a través de la formación sindical y la profundización del conocimiento por parte de los trabajadores, tiene un rol fundamental. Es imprescindible entonces la continuidad y profundización del Programa de Formación Sindical de FUS.

Quedaron instalados además los Secretariados Regionales, un paso importante en el avance de nuestra Federación en un proceso de descentralización y autoconstrucción.
Se trabajó el tema como se había planificado desde la Secretaria del Interior, conjuntamente con Organización y Formación.
Nos proponemos realizar un Encuentro de Direcciones Sindicales del Interior al inicio del próximo año, en el interior del país, para fortalecer los aspectos organizativos y planes concretos para desplegar.

c) Reforma del Sistema de Salud.
Al día de hoy y luego de una larga discusión a nivel parlamentario, contando con la oposición de los partidos tradicionales, y las patronales del Sector en general, se aprobó en el Parlamento, la Ley que crea el Sistema Nacional Integrado de Salud.
Nuestra Federación fue un actor social principal en este proceso, para ello combinamos la movilización, la información hacia la población, la denuncia pública y una correcta política de alianzas que nos permitió conquistar el objetivo central de esta etapa, como lo definió nuestro Congreso.

CONCEBIMOS A LA REFORMA DEL SISTEMA DE SALUD COMO EJE CENTRAL PARA SUPERAR LA CRISIS ESTRUCTURAL DE LA SALUD.

Nuevo Sistema que en su desarrollo posibilite el mantenimiento de nuestros puestos de trabajo, del salario, y por sobretodo un Sistema con contenido humano, solidario, donde el lucro y la mercantilización no sean los valores que primen en el mismo, sino por el contrario un Sistema Nacional Integrado de Salud que signifique un avance en justicia social y participación popular, donde el ciudadano acceda a los Servicios que necesite, independientemente de su condición económica.

Objetivos que nos proponemos alcanzar con este Nuevo Sistema de Salud.

a) Una atención de salud accesible para todos los uruguayos independientemente de su condición socioeconómica.
b) La participación de trabajadores y usuarios en la gestión y el control de la utilización de los recursos, tanto humanos como materiales, en las instituciones públicas y privadas de salud.
c) La estabilidad de las instituciones para asegurar las prestaciones de salud a la población, así como la estabilidad de los puestos de trabajo y el cobro de los salarios de los trabajadores.

Nos enfrentamos en este combate a los intereses de importantes sectores de la burguesía nacional que no dudaron en utilizar a lo largo de tantos años, a la salud como un sector más de acumulación de capital negando así que la misma sea un derecho social del pueblo uruguayo. Estos intereses que tienen su expresión política en los partidos tradicionales jugaron fuertemente en contra de la aprobación de la Ley.

También tuvimos un accionar políticamente acertado y firme cuando las vacilaciones en la fuerza política hoy en el gobierno, dilataron la discusión parlamentaria, poniendo en riesgo la aprobación del Sistema Nacional Integrado de Salud.
Fue entonces el papel decidido que jugamos los trabajadores con independencia de clase, que no significa ser prescindentes del momento histórico que vivimos, lo que enfrentó y derrotó todas estas trabas para alcanzar esta conquista.

Debemos visualizar correctamente que la Ley aprobada en el parlamento, es el inicio de un proceso de cambios que conlleva por primera vez la creación de un Sistema de Salud en el Uruguay.
El mismo lo entendemos como un proceso dinámico que solo será perfectible y se profundizará con la participación y el control social de trabajadores y usuarios.

Comienza ahora la etapa de la reglamentación de esta Ley, a través del Poder Ejecutivo.
Aquí también junto a nuestro PIT-CNT debemos participar activamente para mejorar aspectos de la Ley sancionada por el parlamento, antes de que la misma comience a funcionar en su totalidad.

En este cuadro de situación no debemos olvidar que la crisis del sector aun no se ha superado totalmente.
Nuestras perspectivas entonces son de lucha

En defensa del trabajo.
No más cierre de Centros de Salud.
Por el pago en fecha de los salarios.
Para hacer avanzar el nuevo Sistema de Salud, en donde participen activamente los trabajadores y usuarios en la dirección política del mismo.
Por un nuevo aumento salarial.
En defensa de la negociación colectiva y de las condiciones de trabajo.
Contra la represión antisindical.
Por la recolección de firmas para la Anulación de la Ley de Impunidad.


Porque es tiempo de cambios
y solo la participación
consciente y organizada
de los trabajadores
profundiza y hace avanzar los mismos.
Consejo Central de FUS.
Enero de 2008.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: